La maternidad de la A a la Z: La V de valor

Una semana más me sumo a la iniciativa propuesta por Vero de Trimadre a los 30 gracias a la que estoy intentando hacer mi propio diccionario de la maternidad.  La palabra que he escogido para esta ocasión es: Valor.

azmaternidad

Según el RAE, valor tiene muchos significados pero para no aburriros con todos ellos voy a seleccionar los que más se asemejan a lo que quiero expresar:

1. m. Grado de utilidad o aptitud de las cosas, para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite.

3. m. Alcance de la significación o importancia de una cosa, acción, palabra o frase.

4. m. Cualidad del ánimo, que mueve a acometer resueltamente grandes empresas y a arrostrar los peligros. U. t. en sent. peyor., denotando osadía, y hasta desvergüenza. ¿Cómo tienes valor para eso? Tuvo valor de negarlo.

9. m. Persona que posee o a la que se le atribuyen cualidades positivas para desarrollar una determinada actividad. Es un joven valor de la guitarra.

Como ves he dejado cuatro definiciones que no tienen mucho que ver entre ellas, y es que la maternidad me ha mostrado diferentes tipos de valor.

Para empezar, me ha enseñado a valorar mejor lo que es importante en la vida y lo que no. No simplemente con respecto a las cosas materiales, sino principalmente en mi día a día.

Me ha abierto los ojos en muchas ocasiones en las que me he descubierto haciendo una montaña de un grano de arena. Me he parado a pensar y me he preguntado “¿Realmente esto tiene tanto valor?”.

Antes de nacer Pitufo me pasaba algo y podía estar días dándole vueltas (siempre he sido muy de comerme mucho la cabeza). Sin embargo, ahora relativizo mucho mejor todo y creo que le doy a las cosas el valor que tienen.

Por otro lado, la maternidad me ha enseñado a buscar valor a las cosas mucho más allá de lo que se espera de ellas. Me explico, para mi antes un canutillo de cartón de papel de váter era sólo eso, un trozo de cartón para tirar a la basura. Como mucho, un motivo de discusión porque siempre era yo la que tenía que quitarlo del portarrollos y colocar un rollo nuevo. Ahora cada vez que tengo uno en mis manos se abre ante mi un mundo de posibilidades, haré con él un coche, una mariquita, un murciélago…

Me encanta buscarle un valor diferente a cualquier objeto y sé que a Pitufo le divierte.

manualidades-rollos-de-papel-1

Y he dejado para el final, el más importante, el motivo por el que realmente he escogido esta palabra. Y es que, la maternidad me ha dado Valor para enfrentarme a muchas cosas y dejar de morderme la lengua.

Siempre he sido una persona a la que no le gustan los enfrentamientos. Si pensabas diferente a mi, esquivaba el tema. Si te me colabas en la cola, me callaba. Si me decías algo que no me gustaba, hacía que no lo oía. Todo eso cambió con la llegada de Pitufo, y es que desde entonces, no me callo nada si sé que el hablar puede beneficiarlo.

Es alucinante el valor que te da para defenderlo si alguien dice algo que no te gusta, pedir algo si va a ser bueno para él y luchar por cualquier cosa que le beneficie. Y no me refiero a que ahora vaya por el parque como un gallito de pelea esperando a ver quien roza a mi niño para saltar ni mucho menos. Pero desde luego, si un niño le empuja y él le responde y su madre me suelta algo, no me callo y le contesto.

Y a ti ¿te ha pasado algo de esto?

 

Si quieres ver alguna de las otras palabras que forman parte de mi diccionario puedes hacerlo aquí: AdmiraciónAnalizarConmemorarInfancia, NocheReeducación y Superación.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

One thought on “La maternidad de la A a la Z: La V de valor

  1. María! Va de nuevo mi comentario… Excelente palabra y post!!! Me sentí muy identificada con tus definiciones de valor y con tus sensaciones. Yo también aprendí a valorar las pequeñas cosas y no darle tanto valor a lo que no lo merece. Aunque esto último me cuesta horrores porque desde el vamos soy de ahogarme en un vaso de agua y hacerme más problema de lo que debería. Pero a favor de la maternidad voy a decir que estoy tratando de revertirlo.
    Por otra parte, siempre fui de bancarme las cosas para no confrontar y de hecho, cuando nació Muri, sufrí maltrato obstétrico por desinformación no supe defenderme de semejante humillación. No obstante, esa horrible experiencia me hizo replanter la idea de valor. Porque ahora, es mi hija lo más importante para mí y la voy a defender de lo que sea y quien sea. Y no porque vaya por la vida de gallita si no porque es mi tesoro más preciado y no quiero que nadie la lastime. Me gustaría que ella forje una personalidad más fuerte que la mía. Que no sea sumisa, que se sienta libre de decir esto no me gusta. Creo que valor es una palabra clave para la maternidad…
    Me encantó la idea de los autitos con el rollito del papel higiénico… divinos!!! María que genia!!! La maternidad me está abriendo un mundo de manualidades antes desconocido para mí!!!
    Estoy orgullosa de haber pasado obstáculos y de haber llegado hasta acá!!! Gracias por este post que me invitó a reflexionar!!!

    Besazo x2

  2. Si si si si estoy totalmente de acuerdo contigo! !! A mi me paso algo parecido yo al principio soy muy cortada y mw callaba todo pero desde que soy madre estoy a la que salta sobre todo si es por ellos, lo que no consigo evitar es comerme la cabeza es una cosa que tengo pendiente de superar! ! Genial entrada.Besos

  3. María, te entiendo perfectamente. La maternidad es un acto de valor en sí mismo, empezando por el embarazo y el parto, y terminando por el díadía. Totalmente de acuerdo en que los hijos te “espabilan” bastante, lo que no significa ser un gallo de pelea como dices, pero sí animarte a afrontar los problemas y a proteger a los que quieres de forma más manifiesta. Tú lo has señalado: es muy importante hablar.
    Un besazo.

  4. Es una de las cosas que más me gustan de la maternidad, que aprendes a darle un sentido nuevo a las cosas, un valor que antes no veías. Y también esa valentía de la que hablas que nos lleva a superar miedos o recelos en pro de nuestros hijos. Dí que sí.

    Un abrazo

  5. Cierto que se trata de una palabra clave. Y en las diferentes acepciones que propones. La de valorar cosas, acciones o gestos que antes nos pasaban desapercibidas. Y el valor personal, la valentía. Mi valor nació el día que nació mi hija. Ella hace que me crezca día a día y que siga creciendo, con prioridades renovadas.
    🙂

  6. María, la maternidad te da valor en todo y todo tiene un valor extra! Me ha gustado mucho tu definición y cómo lo has expuesto. Tienes toda la razón! A mí me ha pasado algo parecido a lo que comentas. No me gusta polemizar pero ser madre me ha enseñado ese valor y muchos más, como el de dar la importancia justa a las cosas y valorar lo realmente importante. Genial!! Besitos

Deja un comentario