Ocho signos que mostrarán que eres una madre de varones

Probablemente este post sea muy criticado por sexista, bueno muy criticado no porque tampoco tengo tantos lectores, dejémoslo en criticado, pero es mi realidad y estoy segura de que si eres madre SOLO de varones me entenderás.

Desde pequeña siempre quise tener una hija, supongo que porque al ser mujer pensaba que me resultaría más fácil entenderla, pero para ser sincera ser madre de un niño me sorprendió muy gratamente, tanto que cuando me dijeron que el segundo también era varón me quedé tan contenta. Y es que, tengo que reconocer que estoy encantada siendo la reina de la casa, mis niños (no sé si todos) son muy cariñosos y me llevan en palmitas, pero hay ciertas cosas que se echan mucho de mucho de menos o llaman la atención, voy a compartirlas contigo.

Signos de que eres madre SOLO de niñOs

1. Tu salón parece un garage: y quien dice el salón dice la cocina, el baño, la habitación de los niños, tu cama… sí, también me he encontrado algún coche entre las sábanas. Cualquier sitio es bueno para aparcar la flota.

Coche de cars

2. Guardas los cuentos a dos alturas: los que se pueden romper en una altura a la que no lleguen y los irrompibles (JA! no existen de esos) al alcance de los peques. Este punto me hace especial gracia porque mi prima que tiene una niña de la edad de Pitufo no entendía como no dejaba todos los cuentos al alcance del niño…lo entendió perfectamente cuando tuvo al segundo, por supuesto, un niño 🙂

"Leyendo"

“Leyendo”

3. Al tomar un café en una terraza pareces un helicóptero: tu cabeza no para de girar y eres incapaz de mantener la atención en tu acompañante porque sabes que en cualquier momento la pelota acabará arrasando alguna mesa o que tu hijo saldrá disparado detrás de algo que haya visto. Sólo se detendrá con cierta envidia, para mirar a las hijas de tus amigas jugando tranquilamente en un banco o sentadas a vuestro lado dibujando…

4. Al ir a comprar ropa tendrás dos sentimientos encontrados “pena y gratitud”. Pena porque es imposible no ver las cinco estanterías con ropa para niñas (pantalones, vestidos, faldas, monos…) y no compararla con LA ÚNICA estantería para niños en la que siempre hay sota, caballo y rey. Gratitud por la cantidad de dinero que te ahorras porque si tuvieras que elegir entre esas cinco estanterías ARRASARÍAS.

5. Cuando los oyes jugar contienes la respiración, sabes que alguno terminará llorando antes o después ¿porqué no hay otra manera de jugar que saltando uno encima del otro?

Imagen de Iva Balk (Pixabay)

Imagen de Iva Balk (Pixabay)

6. El momento de quitar el pañal te provoca sudores fríos: y ya no lo digo sólo porque en general, a las niñas les cueste menos lo de aprender a “pedir” ir al baño. Si no porque aunque digan que ellos lo tienen más fácil porque pueden hacerlo de pie JA! me río yo. Enséñale tu a un niño a hacer pipí de pie sin terminar con el pantalón empapado, y si optas por ponerlo sentado, las probabilidades de que esté apuntando para donde debe se reducen proporcionalmente a la prisa que tiene o a si has llevado ropa para cambiarlo o no.

Un divertido cuento con pop-ups

Un divertido cuento con pop-ups

7. Llevas una pelóta en todas partes: en el maletero del coche, en el cochecito, en el bolso…el otro día en el parque se reían de mi porque llevaba tres a falta de uno, pero oye, todos encantados que así no hubo peleas. Y eso que Pitufo no es muy de balones, al Peque si parece que le gustan más.

8. Añorarás a las princesas Disney: sí amiga sí, este quizá sea uno de los que más me duele porque yo siempre he sido muy de “La Sirenia”, la “Bella y la Bestia”, “Mulan”, “Blancanieves”…cursi, puede ser, pero me encantan esas películas. Pero ahora, en esta casa lo único que se vé una y otra vez es “Cars”, creo que me sé los diálogos de memoria. “Frozen” la hemos podido ver un par de veces pero poco más, con Blancanieves lo he intentado y nada, “La Sirenia” creo que aguantamos hasta el show de Sebastián, pero a los 2 minutos ya estaba pidiendo “Cars”…

princesasdisney

También hay muchos beneficios de ser madre de niños, pero eso os lo cuento otro día.

Seguro que me dejo algún signo en el tintero, pero estaré encantada de añadirlo si se te ocurre. Por lo pronto, si compartes varias de estas señales, no puedes negarlo, en tu casa sólo hay varones.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.






10 comments

  1. Brizna says:

    Los puntos 1,2,3,5,7 y el 8 a medias los comparto y ¡¡tengo una niña!! jajaja Los demás los sufriré ahora que ha llegado el hermanito 😛

  2. Emma says:

    Te dire que muchas de las cosas que pones aplican perfectamente a las mías, que son dos niñas. ¡Ellas tampoco se sientan a pintar o lo que sea sin moverse! Y la mayoría de niñas que conozco tampoco…así es que no pienses que es porque son chicos, los niños son movidos por naturaleza, sean del sexo que sean.

Deja un comentario