10 Consejos para Fomentar la lectura desde pequeños

Después de convertirnos en familia numerosa hace algo más de dos meses tenía un poco abandonado el blog, y es que, acoplarnos unos a otros nos está costando un poco y eso que la PequeñaJ lo está poniendo muy fácil. En breve os contaré como ha sido el cambio pero ahora, no se me ocurría mejor fecha para retomar el blog que hoy, 23 de abril día del libro, un día que como amante de los libros que soy, me encanta.

A lo largo de toda la semana hablaré de cuentos infantiles y comenzaré hoy con algunos consejos para fomentar la lectura desde pequeños y convertir a nuestros hijos en pequeños lectores.

Si quieres que tu hijo devore libros como lo haces tú, una frase que debes tener siempre en cuenta es “los niños se hacen lectores en el regazo de sus padres”. Es decir, nunca es demasiado pronto para empezar a leerles, sentar a tu pequeño en el regazo y comenzar a leerle con suavidad mientras le muestras las coloridas ilustraciones de los cuentos, le encantará.

Con esto, estarás plantando una pequeña “semilla lectora” en tu hijo que, con tu ayuda, irá germinando poco a poco. Aquí te dejo algunos consejos que pueden ayudarte.

1. Crea el hábito

Es bueno que, aunque a lo largo del día podáis leer en diversos momentos, tengáis uno que sea especial. Un momento vuestro todos los días en el que os sentéis con un libro entre las manos. En casa siempre leemos un cuento antes de acostarnos y, salvo que se nos haya hecho tardísimo no lo perdonamos, ese es nuestro momento. Sin embargo, hay personas que leen antes de comer, al llegar de la guardería, después del baño… escoger el momento que mejor se adapte a vuestra rutina y leer a diario.

2. Los libros siempre a su alcance

Que los pequeños tengan siempre los libro a su alcance es básico, de esta manera podrán leer siempre que quieran o simplemente, ojear los cuentos uno tras otro. Aunque no sepan leer, poder cogerlos, pasar sus páginas o disfrutar con las ilustraciones, es la mejor manera de que se acostumbren a que los cuentos son parte de su día.

Hoy en día está muy de moda montar un rincón de lectura, si tienes la posibilidad la verdad es que es algo genial. Darle a tu hijo un espacio especial en el que poder disfrutar de sus cuentos, sin duda, le hará sentirlos como algo muy importante. Hay muchísimas ideas y rincones realmente preciosos, es uno de mis sueños y estoy segura de que algún día les haré uno para mis hijos.

3. Ir a la biblioteca

Llevarles a la biblioteca desde pequeños les ayudará a familiarizarse más con los libros. Descubrir que hay un sitio donde puede coger cuentos diferentes a los que tiene en casa y que, cada vez que va puede cambiarlos por otros les encanta. Además de acercarle a los libros, le estarás enseñando a ser responsable, ya que los cuentos hay que devolverlos en un plazo para poder sacar otros y debe cuidarlos porque no son nuestros.

 

4. Ser un ejemplo

Tu ejemplo vale más que mil palabras. De nada vale que le digas a tu hijo que leer es genial si a ti no te ve en la vida con un libro en la mano. Si quieres que tu pequeño se convierta en un amante de los libros, tú debes de ser su ejemplo. Es básico, si quieres que lean, lee.

 

5. Leer en familia

Siguiendo un poco el punto anterior, cuando ya saben leer solos perfectamente disfrutar leyendo en familia les encantará. Un día de lluvia tiraros todos en el sofá cada uno con vuestro libro o, los domingos por la mañana… Cada uno con su historia pero todos juntos. Es una buena forma de asociar la lectura al ocio familiar.

6. Escucharlos

Este punto también es muy importante. Debes escuchar a tu hijo, que te diga que cuentos le gustan más, con que historias disfruta. No le hagas leer cuentos que tu crees que deberían gustarle. Cada uno tiene sus gustos, a un niño puede gustarle mucho los cuentos de aventuras pero nada los de piratas…  hay cuentos para todos los gustos. Escúchale, si lee historias que realmente le enganchan será mucho más fácil que nunca quiera dejar de leer.

7. Nunca le obligues

Es muy importante que para los niños leer sea algo divertido, jamás una obligación porque si no es imposible que disfruten con ello. Esto es complicado, sobre todo si en el colegio le ponen de deberes leer (al menos en el de Pirata es así), pero debemos intentar que, aún así, se lo tomen como algo divertido.

8. Fomenta su imaginación

Además de leer, puedes animar a tu hijo a que haga sus propias historias. De esta manera estás fomentando su imaginación pero también “tejiendo”, de una manera inconsciente, su amor por la lectura.

9. Comparte la lectura con ellos

Acompáñale cuando esté leyendo. No es necesario que estés siempre a su lado cuando lee, ni siquiera, aunque estés con tu propio libro, pero sí que te preocupes por lo que lee. Pregúntale sobre la historia que ha leído, que es lo que más le ha gustado… no en plan interrogatorio, si no, que él pueda disfrutar contándotelo.

10. Que sea una aventura

La forma en la que los niños ven la lectura lo es todo. Los libros están intrínsecamente unidos a la educación, nos guste o no, por eso es importante alejar esta idea de la cabeza de nuestros hijos y que relación los cuentos con algo divertido. Debemos transmitirles la idea de que leer es una aventura, cada cuento nos puede llevar a vivir una historia distinta y eso es algo mágico. Si consigues que tu hijo viva así la lectura, jamás dejará de leer.

Estos son algunos consejos que, personalmente en casa funcionan bastante bien. A Pirata, que es uy nervioso, lo que más le tranquiliza es un cuento. Cuando coge uno por banda no te enteras de que hay niño.

Y ¿tú?, ¿cómo fomentas la lectura en casa?

 

Imágenes: Pixabay.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario