La maternidad de la A a la Z: La d de DulceAgri

Tranquilidad, no me he vuelto loca y le he pegado una patada al diccionario, sé que la palabra real es Agridulce. Pero en el contexto que la voy a utilizar hoy para tratar de expresar como me sentí al convertirme en madre, me parece mucho más apropiada esta versión ya que es algo mucho más dulce que “agri”. Es un momento increíble, en el que es todo felicidad, alegría, ternura… pero esto no quita que tenga su parte agría.

azmaternidad

Leer Más

Mamá se pone colorada

La naturalidad e ingenuidad que tienen los niños o, simplemente que están aprendiendo a hablar son los causantes de que en muchas ocasiones su “mamá se ponga colorada”.

Mi pitufo ya me ha hecho pasar por algún momento de estos y he pensado en dejar un pequeño espacio en el blog para compartirlos y tomármelos con un poco de humor.

Vamos a estrenar la sección contando “cómo el “guau-guau” empezó a ser Bruxa”

Mamá se pone colorada
inseparables

Leer Más

¿Está preparado para usar el orinal?

Estas navidades recibí las primeras notas de mi hijo, una vez pasada la emoción inicial me puse a leerlas con detenimiento. Como es lógico a su edad, todo estaba muy bien, sin embargo, había un punto que no estaba tan bien como los demás y que me llamó la atención: “Se inicia en la expresión de las propias necesidades: Evoluciona”.

Hasta ese momento, mi hijo seguía siendo un bebé, era yo la que sabía cuando tenia hambre, sueño, frío o cuando había que cambiarle…pero eso me hizo pensar que, igual ya era el momento de que él empezara a pedirlo por si solo.

Mi primera reacción fue coger la carta de los Reyes Magos y apuntar al final: Un orinal. Efectivamente sus Majestades de Oriente no defraudaron y trajeron el pedido. Así que llegó el momento de intentar aprender con mi hijo a usarlo, y digo aprender porque para mi, todo el proceso a seguir, era tan nuevo como para él.

usar el orinal
Primera toma de contacto don el orinal

Mi primer impulso fue llevar a Pitufo al baño y sentarle en el orinal explicándole para que era…craso error, no había manera de sentarlo, parecía como si le quemara. Así que hice caso a mi segundo impulso…buscar información por internet.

Señales que muestran si está preparado para usar el orinal

Tras leer varios artículos, me hice un pequeño esquema de los indicios en los que había que fijarse para ver si está preparado o no para dar este gran paso:

  • Puede avisarte de que se hace pipí o caca y que tiene que ir al baño.
  • Se mantiene “seco” durante tres o cuatro horas.
  • Le molesta tener el pañal sucio
  • Intenta imitar a los adultos cuando van al baño
  • Muestra interés por ser independiente
  • Se sienta, sin oponer resistencia, en el orinal
  • Obedece instrucciones sencillas

Estas son algunas de las principales señales que he probado y que me han demostrado que NO, mi hijo no está preparado para dejar el pañal.

De hecho, mientras que escribía este post se ha hecho caca y, como quedaba media hora para el baño, le he quitado el pañal y le he dejado sin nada. Yo pensaba (ilusa de mi) que como acaba de hacer sus necesidades aguantaría media hora…ERROR, al ir a cogerle note que tenia los pantalones empapados y me di cuenta de que, a su manera, acababa de decirme alto y claro “mamá, que no te enteras, que todavía no quiero hacer pipí ahí”.

Ha sido toda una experiencia que repetiré de nuevo en unas semanas, sin ninguna prisa, esperaré a que él esté preparado y me lo haga saber, porque no hay nada peor que forzarlo. Ya os contaré que tal va la evolución y cuando por fin me diga: “mamá, pipí”. Y vosotr@s¿cómo lo habéis hecho?, ¿que consejos me daríais?

Fuente: Bebesyembarazos.com y Babycenter.es

La matronatación, a disfrutar del agua con mamá

Son muchas las actividades que podemos hacer con nuestros bebés para disfrutar del día a día y hoy, vamos a hablar de una de ellas: la matronatación, una experiencia muy bonita de la que sin duda madre e hijo disfrutaréis al máximo.

matronatacion

Depende de la piscina se podrá empezar antes o después, no es necesario que el niño gateé ni ande. Sin embargo, no se recomienda llevarles antes de los cuatro meses para que tengan el sistema inmunológico maduro y el riesgo de padecer otitis y resfriados sea menor.

En estas clases no se trata de enseñar a nadar al niño, sino de realizar diferentes juegos acordes con la edad del pequeño que, además de divertirle, serán muy buenas para él.

Beneficios de la matronatación

Además de abrir el apetito a los niños y dejarlos lo suficientemente cansados y relajados para que duerman mejor por la noche. El llevar a los niños a la piscina tiene otros muchos beneficios.

  • Favorece el desarrollo psicomotor: Si el bebé es muy pequeño y todavía no gatea ni camina, en el agua podrá moverse con mayor agilidad y comenzara a tener nociones del espacio y las distancias. Además, la resistencia del agua a los movimientos favorecerá su desarrollo muscular.
  • Fortalece el aparato respiratorio: El respirar en el agua exige un mayor esfuerzo que hará que el pequeño fortalezca sus pulmones.
  • Favorece el vínculo afectivo con los padres: El bebé compartirá con su padre o madre esta experiencia placentera y enriquecedora que refuerza el vínculo afectivo y la confianza, ya que el niño necesita a sus padres para mantenerse a flote. Un fortalecimiento afectivo que aumentará la autoestima del bebé.
  • Estimula la capacidad observadora y de juego: El pequeño verá los ejercicios que tiene que realizar, como lo  hacen el resto y entenderá que tiene que repetirlos. Una acción que repercutirá positivamente para futuros aprendizajes y que fomentará su creatividad.
  • Aprenden a sociabilizarse y compartir: Al relacionarse con el resto de niños y padres van aumentando su confianza a la hora de comunicarse.

Como veis son muchos los beneficios de esta divertida práctica. Espero que os animáis a probarla y vuestros hijos disfruten tanto como el mío. En cuanto ve la piscina se pone a saltar y dar palmas y en el agua disfruta chapoteando y salpicando a tod@s. Estoy deseando conocer vuestras experiencias.

Mamá y las Redes Sociales

 

Después de varios años dedicándome a la comunicación online y de escribir varios blogs sobre diferentes temáticas, he decidido embarcarme en esta aventura para compartir con vosotros lo que son mis dos pasiones: mi hijo y las redes sociales.

Mamá y las redes sociales

Como Community Manager freelance tengo el gran privilegio de trabajar desde casa, lo que como madre, me da la oportunidad de pasar más tiempo con mi hijo. Pero esto también tiene su parte negativa y, encontrar un momento para trabajar tranquilamente es casi un imposible. De aquí viene la frase que he puesto en la descripción del blog “Community Manager y madre el 100% de mi tiempo” lo de madre es obvio y en cuanto a lo otro… cualquier momento es perfecto para trabajar.

En este blog intentaré compartir con vosotros mis experiencias en este mundo online en el que se aprende cada día, pero también mi faceta de madre: ¿qué comidas son buenas para los niños?, ¿Cómo jugar con ellos?, No quiere dormir, le salen los dientes…

Espero que disfrutéis de la misma manera que lo haré yo y que compartáis conmigo vuestras experiencias y opiniones. ¡Comencemos la aventura!