Comunicación en femenino

Ayer asistí a la conferencia “La comunicación en femenino” a cargo de Gemma  Cernuda-Canelles (@peixco) y quiero compartirla con vosotr@sporque me ha parecido muy interesante. “La comunicación en femenino”, no quiere decir que sea una conferencia dirigida exclusivamente a mujeres sino que se trata de hacer una comunicación enfocada hacia nosotras, un sector que realiza alrededor del 80% del consumo de los productos, así que como veis, no es ninguna tontería.

La ponencia organizada por el Club Asturias ESADE Alumni ha hecho hincapié en la importancia de que a la hora de comunicar, tanto hombres como mujeres, busquemos nuestro lado femenino para llegar más fácilmente a las mujeres. Y teniendo en cuanta el dato que hemos dado antes, con ello conseguiremos que nuestras campañas sean más rentables.

Gemma ha hecho una selección entre los más de 100 valores que se suelen asociar a la mujer y nos presentó lo que ella llama el Decálogo + 1. Once valores que si intentamos que estén presentes en nuestras acciones de marketing nos facilitarán sin duda el llegar al público femenino.

comunicación en femenino
Dove es un buen ejemplo

Valores como humanizar el mensaje, la transparencia, la complicidad o la empatía con los que las mujeres nos sentimos más identificadas. Tenía pensado resumíroslo pero preparando el post encontré este vídeo resumen de la ponencia de Gemma en Tecnomarketing 2009, AECOC y, aunque es de hace unos años, deja muy claras las ideas principales que quiere transmitir.

A la hora de pensar en una campaña para nuestros clientes, tenemos que tener muy en cuenta estos valores, y es que, además de ser las mayores consumidoras, las mujeres recomiendan una media de 27 veces un producto que les gusta, esto es el triple de veces que un hombre.

Para finalizar, me gustaría recalcar que estos valores también se pueden llevar a cabo a la hora de hacer campañas en las redes sociales ya que hoy en día, el mayor número de compras a través de la red las hacen las mujeres. Un 60% frente a un 40% de hombres, así que es un campo donde poner en práctica la “comunicación en femenino” también puede ser muy beneficioso.

Foto: Dove