La maternidad NO es un camino de rosas

¿De verdad a estas alturas alguien piensa que ser madre es un camino de rosas?, ¿de verdad Samanta Villar crees que «hay un relato único de la maternidad como un estado idílico, que no coincide con la realidad y estigmatiza a las mujeres»? Lo siento pero no, no me gusta juzgar a la gente y mucho menos a otras madres pero no puedo quedarme callada ante semejantes declaraciones.

No voy a hablar sobre lo que has comentado con relación a tus hijos, eso es algo personal, cada uno es libre de sentirse como quiera y si crees que serías más feliz siendo tía, está en tu derecho de pensarlo. Ahora bien, eso de “Me comieron el coco y quise tener hijos porque me decían que era maravilloso”, perdóname pero dice bastante poco a tu favor. Uno o quiere tener hijos o no los quiere tener, no se trata de si va a ser algo fácil o no. No es un “me recomendaron subir a esa montaña rusa que era genial y luego tuve miedo”, es una de las decisiones más importantes que toma el ser humano y como tal, se toma informada y bien informada. Con 41 años y después de cuatro buscando el ser madre, no me puedo creer que no lo estuvieras.

Eres periodista y por ello se te presupone que lees, al menos algo, y muy ciega has tenido que estar durante años si crees que “hay un relato único de la maternidad como un estado idílico” ¿no lees blog?, ¿no lees el periódico?, ¿no lees revistas? porque por ejemplo, el Club de Malasmadres ha salido en muchos medios y precisamente, no describen la maternidad como un camino de rosas, ni mucho menos.

Otra de las frases que me han llamado la atención de la entrevista es: “la dureza, las dificultades extremas, los inconvenientes insoportables y el sacrificio estratosférico” que supone ser madre. Así, sin exagerar… Ser madre es muy duro, durísimo. En mi caso, por ejemplo, me está suponiendo la salud pero… ¿sacrificio estratosférico?, ¿inconvenientes insoportables?, ¿dificultades extremas? hombre… cuanto menos me parece un poco exagerado ¿no crees?

¿Que al tener hijos pierdas calidad de vida? ¡Gracias Samanta por venir a descubrírnoslo! Hasta ahora todo el mundo pensaba que al tener hijos se sigue durmiendo como un lirón, disfrutando de tiempo para uno mismo, comiendo caliente todos los días o viajando continuamente… Es que vamos, lo que hay que leer.

De verdad Samanta, no sé que clase de madres conocías para pensar que era algo “idílico”. La gran mayoría de las madres que conozco se quejan de no dormir, de no poder ni ir al baño solas, de los llantos a las tantas de la mañana, de haber tenido momentos de estar totalmente sobre pasadas, en resumen, de lo duro y lo difícil que es.

«Yo no soy más feliz ahora de lo que era antes» volvemos a terreno personal y que no voy a juzgar, cada uno sabe lo feliz que era y lo feliz que le hacen sus hijos pero quería comentar este punto porque en mi caso sí, era feliz, muy feliz antes de tener hijos. Iba todos los fines de semana a hacer senderísmo, al cine, salíamos a cenar, viajábamos… pero sin duda, soy mucho más feliz ahora a pesar que no he podido recuperar casi ninguna de esas cosas que tanto me llenaban antes. Cada vez que miro a mis hijos, cada vez que me dicen “te quiero un montón mami”, cada vez que me acurruco con ellos, me doy cuenta de que tenerlos es la mejor decisión que he podido tomar en mi vida. Sí Samanta, a pesar del “sacrificio estratosférico” que conlleva.

No sé Samanta, a mi me da la impresión de que todo lo que dices es para crear polémica y que se hable de tu libro.Tu sabrás, personalmente no me gustaría crecer y leer que mi madre pensaba esas cosas cuando me tuvo… Eres libre de decir lo que quieras, pero por favor, no te autoproclames la mujer más valiente por romper tabúes porque en torno a la maternidad, hace muchos años que están rotos.

 

Imágenes: Propias y Pixabay.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario