La maternidad de la A a la Z: la Y de Yantar

Como cada semana me uno al reto que nos ha propuesto mi querida Vero de Trimadre a los 30 y que, los que me leéis con frecuencia ya sabréis que me encanta. Para hoy he escogido una palabra muy curiosa: Yantar.

Seguro que muchos estaréis pensando que tiene que ver esto con la maternidad, pues ahora os cuento mi particular visión.

azmaternidad

Según la RAE Yantar es:

1. tr. ant. comer (‖ tomar alimento). U. en leng. poét. U. en Ecuador.

2. tr. ant. Comer al mediodía.

Quería que esta palabra formara parte de mi diccionario ya que para mi es un momento muy importante, cierto que hubiera preferido utilizar la palabra comer, pero la C ya la tenía ocupada y la Y es complicada de usar así que me ha venido muy bien.

Desde siempre me ha gustado yantar (quien me conozca un poco lo sabe de sobra), disfruto haciéndolo, pero este no es el motivo por el que la he elegido, sino por el cambio que supuso para mi en el momento en el que me convertí en madre.

La verdad es que tanto al Papa de Pitufo como a mi nos encanta la comida pero he de reconocer que nunca hemos sido de alimentarnos de una manera sana, nos encanta la pasta, los fritos, la comida basura… Sin embargo, en el momento en el que me quedé embarazada, cambió un chip en mi cabeza y empecé a preocuparme por todo lo que yantaba.

El pescado, las verduras, las frutas…cosas que no solían ser muy frecuentes en mi dieta, empezaron a convertirse en la base de ella. Esto se incrementó mucho más al nacer Pitufo, y más si cabe, ahora que se sienta en la mesa con nosotros y yanta como uno más.

Pero no sólo quería utilizar esta palabra por el esfuerzo que hago ahora por alimentar de una manera sana y equilibrada a mi familia, sino por la importancia que el yantar tiene para mi.

Cuando era pequeña recuerdo la comida y la sobremesa como algo especial, como un momento muy familiar en el que compartíamos nuestro día a día, algo que he echado mucho de menos…

Al compartir un piso de estudiantes y luego al irme a vivir con el papá de Pitufo, el momento del yantar era totalemnte diferentes, solíamos hacerlo en el salón y viendo la tele, apenas hablábamos unos con otros…

Al casarnos y buscar nuestra futura casa para mi era imprescindible que en la cocina entrara una mesa, una mesa en la que hacer HOGAR, una mesa en la que yantar, contarnos nuestro día y pasar las horas si fuera necesario.

Desde que Pitufo come como uno más, para mi el yantar es uno de los mejores momentos del día, nos sentamos los tres a la mesa y, a su manera, nos cuenta lo que ha hecho en la guarde o a que ha jugado por la tarde.

Y vosotros ¿disfrutáis de ese momento?

 

Si quieres ver alguna de las otras palabras que forman parte de mi diccionario puedes hacerlo aquí: AdmiraciónAnalizarConmemorarInfanciaNocheReeducación Superación, Valor y Zambullir.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

One thought on “La maternidad de la A a la Z: la Y de Yantar

  1. Qué buenísima elección, de letra y de palabra. Coincidimos… Para mí, la sobremesa equivale a HOGAR. Por eso me encantan las celebraciones en familia, los cumpleaños, las Navidades…
    Besos!!!

  2. Los días de diario lo compartimos muy poco la verdad, pero los fines lo disfrutamos mucho los 4 juntos, nos contamos todo lo que hemos echo o anécdotas, son los mejores momentos las sobremesas. Besos

  3. Disfruto…disfruto mil!!! Desde que Nenúfar se sienta en la mesa, para mi es algo especial, ella come solita y verla me llena de “orgullo y satisfacción”.
    A diario, el papá Nenúfar no come en casa, pero yo como con mis padres y mi hermano….es el mejor momento del día para mi. Lo disfruto como si no hubiera mañana….y sobra decir que encima que te pongan la comida en el plato es ya…el sumun nena!!!!!!!!!!!!!!
    Besazos guapa

  4. Me ha encantado tu elección y además has salvado la Y con lo difícil que es!! Mira, te seré sincera… con tres hijos, y dos de ellos tan pequeños… no hacemos sobremesa, porque cada uno requiere una cosa muy distinta. El peque siesta, el mediano correr y jugar, y la mayor reposar la comidita. Pero ansío el momento en que podamos hacer buenas tertulias, y mientras tanto, disfruto enormemente del sustitutivo razonable, que son las pelis en familia… todos en el salón.. en los sofás.. comentando la jugada, haciéndonos mimos y ronroneando… jejeje!!!!
    Un abrazo!!!

  5. María!!! Me encanta la palabra Yantar!!! Yo también amo yantar y las sobremesas Desde peque la cocina era mi lugar favorito de la casa, allí donde estaba la mesa. Comer en familia, contarnos el día, celebrar cumples y fiestas familiares… Y no sólo eso, ese lugar de tránsito también era mi refugio para estudiar. Sí, con el ruido del hogar!!!

    Para mí yantar en familia es sinónimo de hogar. Cuando nos mudamos a la casita fui feliz por tener una mesa en la cocina, igual que vos!!!

    Un besazoooooooooooo, che!!!

  6. Desde hace algunos meses en casa hemos empezado a disfrutar mucho de este momento. Las peques son más mayores y ya llevamos todos el mismo horario de comidas, esto nos permite disfrutar del momento de yantar todos juntos y es una gozada. Sin tele y sin móviles disfrutamos del momento!

  7. Qué gran palabra y tan bien llevada. Hasta hace poco nos poníamos todos en la mesa y tal y como relatas, me encantaban esos momentos. Pero la enana no para quieta un segundo, se levanta, se va, se sienta, se da la vuelta, así que ese momento que me gustaba mucho lo hemos tenido que modificar un poco para tratar de inculcarle un hábito y no se levante tanto. Poco a poco lo vamos consiguiendo, pero estoy deseando que sea un poquito más mayor para sentarnos los 4 a la mesa y charlar y contarnos nuestras cositas, jeje.

  8. lo disfruto muchísimo!!!! y si es cierto que para mí también cambio radicaalmente el yantar, menos comida basura y más verdura y pescado….

    La comida o cena es uno de los mejores momentos en familia para conversar todos juntos y me encanta poder hacerlo con el peque!!!!

    Besotes!

Deja un comentario