La maternidad de la A a la Z: la J de Jugar

Continúo con el bonito reto propuesto por Vero de Trimadre a los 30 de intentar hacer nuestro propio diccionario de la maternidad. Un alfabeto entero con palabras que transmitan sensaciones nuevas o que han cambiado de significado para nosotros después de la maternidad. Hoy he escogido una muy especial, la J de Jugar.

azmaternidad

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, jugar tiene muchos significados pero para no aburriros voy a coger los tres primeros que son los que mejor encajan con mi entrada de hoy:

1. intr. Hacer algo con alegría y con el solo fin de entretenerse o divertirse.

2. intr. Travesear, retozar.

3. intr. Entretenerse, divertirse tomando parte en uno de los juegos sometidos a reglas, medie o no en él interés. Jugar a la pelota, al dominó.

Cuando somos pequeños jugamos a todas horas, simplemente por pasárnoslo bien, sin pensarlo, en nuestra cabeza no cabe otra opción que jugar. Nos hacemos mayores y hay quien deja de jugar, otros juegan a juegos de mesa, a las cartas, al ordenador…pero nunca con la alegría y por el simple hecho de divertirse como cuando somos pequeños.

Cuando nos convertimos en madres, el juego vuelve a nuestra vida de golpe. Quizá no las primeras semanas, pero en cuando el bebé empieza a ver ya empezamos a jugar con él, ponerle caras, hacer ruiditos y, según va creciendo, parece que va volviendo a nosotros todos los juegos de cuando éramos pequeños.

juguetes
Jugando

He de reconocer que había olvidado completamente lo que es jugar y ahora no hay día que no lo haga. Cuanto más juego, más recuerdo como se hacía. Al principio me costaba casi sentarme en el suelo y pensar como entretener a Pitufo. Ahora ya no sabría deciros cuál de los dos tiene más imaginación (miento, algún día os hablaré de ello pero la imaginación de Pitufo es alucinante). Da igual a lo que juguemos, a las construcciones, a los piratas, con los coches… me divierto tanto como él.

Esta mañana compartí en Facebook un frase que me encantó:

Y desde mi punto de vista, no es que la perjudique, sino que estoy segura de que la beneficia. Desde que me paso horas al día jugando he desarrollado mucho mi imaginación, tengo muchas ganas de hacer cosas y, el simple hecho de ver a Pitufo pasárselo bien, a mi me hace estar más feliz.

Y vosotros ¿habéis recuperado las ganas de jugar?

 

Si quieres ver alguna de las otras palabras que forman parte de mi diccionario puedes hacerlo aquí: AdmiraciónAnalizar, BesosConmemorar, DulceAgriInfanciaNocheReeducación Superación, ValorYantar y Zambullir.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

One thought on “La maternidad de la A a la Z: la J de Jugar

  1. Ay María…

    Yo lo que necesito es una varita mágica que me deje detener el tiempo o multiplicarlo para poder jugar todo lo que me gustaría con él… Como pasa el tiempo, cómo crece, cómo evolucionan los juegos… Quiero tiempo!! Y bebermelo a sorbos con él, disfrutando a tope…

    Un besote!!

  2. Reconozco que yo he tenido que aprender a jugar de otra forma, porque los niños juegan diferente de cómo yo he jugado siempre. Todos luchan!!! y mis muñecos hablan…..

    Pero sí, intento hacerlo con ellos, y me encanta

  3. Qué razón María con eso que dices que cada vez que juegas más ganas y más recuerdas cómo se hace. A mí me pasa lo mismo. Me da rabia en ocasiones no disponer de todo el tiempo que quisiera, pero intento jugar con ellos todo lo que puedo. Besitos

Deja un comentario