Diferencias entre el tercer embarazo y los anteriores

Hacía meses que no escribía en el blog y que mejor manera de retomarlo que dando una gran noticia: el año que viene, si todo va bien, ¡seremos uno más en casa! Sí, ¡estoy embarazada! Esta vez no me refiero a bruxita ni nada parecido, esta vez hablo de una pequeña vida que se está formando dentro de mí y que dentro de nada llegará para llenarnos de alegría. Además, parece que es ¡niña!  cosa que después de mis dos trastillos se agradece, para que os voy a engañar.

tercer embarazo

Ahora estamos muy contentos pero he de confesaros que el primer mes me encontraba en un estado de shock importante. Siempre habíamos querido tener tres hijos, pero una cosa es querer y otra es que se haga realidad… lo único en lo que era capaz de pensar era “¡¿dónde nos estamos metiendo?!”,” pero si los dos que tengo acaban conmigo ¿como voy a poder con otro más?”… y eso por no hablar de los miedos propios del embarazo y el parto… pero poco a poco (siempre digo que los nueve meses son imprescindibles para asimilar el cambio y prepararse para la nueva situación, que sabia es la naturaleza) me fui haciendo a la idea y ahora estoy ¡feliz!

Diferencias entre el tercer embarazo y anteriores

Que cada embarazo es un mundo es algo que tiene claro cualquier persona que tenga más de una embarazada alrededor, pero es que, tampoco tiene nada que ver el primer embarazo con el segundo, ni este con el tercero, estas son algunas diferencias de las que me estoy dando cuenta:

tercer embarazo

1. La reacción de la gente:

Es lo que más me ha llamado la atención por ahora. Cuando estás embarazada por primera vez son todo felicitaciones “¡Enhorabuena!, ¡Que bien!, ¡Ya era hora!” Todo el mundo lo ve como algo natural, incluso, cuando llega el segundo embarazo siguen viéndolo así “¡Que alegría!, la parejita”, “¿Y que queréis niño o niña?”. Es algo totalmente esperado. Sin embargo, cuando digo ahora que estoy embaraza la gente suele quedarse mirando y lo primero que les sale es “Que valientes ¿no?”. Ni más ni menos, no digo que la gente no se alegre eh, si lo hacen, pero es como que a todo el mundo le pilla de sorpresa y nos ven como unos “locos”,y eso que siempre he dicho que queríamos tres…En cierta manera lo entiendo, yo también lo pienso, por eso cuando me dicen ¡que valientes!, suelo contestar: “más bien inconscientes” porque de verdad os digo que tampoco tengo muy claro donde nos estamos metiendo.

2. El cansancio:

El cansancio es algo típico de los embarazos, en mi caso, en el primero apenas lo note, también es verdad que tenía que estar en reposo y eso ayudaba a descansar. En el segundo, estaba bastante más cansada pero era muy llevadero, sin embargo en este, tengo días que prácticamente tengo que ir arrastrándome. Y es que, no tiene nada que ver dedicarte a descansar cuando puedes que, tener que perseguir a dos terremotos durante todo el día, cuando caen ellos rendidos, yo voy detrás es inevitable.

tercer embarazo

3. La barriga:

¡Pero si estaba de 12 semanas y ya tenía una señora barriga que parecía de 20! Ahora parece que se ha estabilizado un poco, pero al principio ¡madre mía! estaba muerta de miedo de como  me iba a poner… y todavía queda mucho recorrido, a ver como va evolucionando. Hace unas semanas coincidí con una chica que estaba embarazada de un par de semanas más que yo (su primero) y me miraba alucinada “¡Pero si tienes el doble de barriga que yo!”, “ya es los que tiene que ya esté dada de sí…”

4. Los cuidados

No sé vosotras pero yo en el primer embarazo eran todo cuidados, iba a natación para embarazadas, a clases de preparación al parto, me leía tres libros a la vez para prepararme, para la llegada, para la lactancia, para la estimulación… ¡¿y ahora?! Ahora me he tenido que descargar una aplicación en el móvil que me avise de la semana en la que estoy porque si no, ni me acordaba. Por cierto, estoy probando varias y no he encontrado todavía una que me motive lo suficiente ¿alguna recomendación?

embarazo preparativos

5. Los preparativos

¿Los qué? Estoy a mitad del embarazo y no sólo no he pensado donde va a dormir si no que no he comprado ni un babero. Y eso, que es niña, que quieras que no hace ilusión eso de poder variar un poco el tipo de ropa… Imagino que el tener la mayoría de las cosas, aunque en mi caso están repartidas entre familia y amigos, y el ritmo del día a día hacen que me preocupe menos de esas cosas.

6. La alimentación

Si hay algo en lo que sí soy más consciente ahora que en mi primer embarazo es en la importancia de tener una buena alimentación. Supongo, que eso es algo que me han dado mis dos hijos anteriores, si a ellos intento darles lo mejor y lo más variado posible, es normal que a la peque que viene en camino intente alimentarla responsablemente desde el minuto uno.

7. Los cuidados de los que te rodean

Cuando estás embarazada por primera vez parece que estuvieras enferma. “No cojas eso”, “Siéntate y descansa”, “¿Necesitas que te traiga algo?”, “Aprovecha para dormir”… Pero no sólo tu pareja o tus padres, si no, la gente en general. Ahora, en los 5 meses de embarazo que llevo creo que he oído dos veces (y ambas a mi madre) “deja que cojo yo a los niños” o “te ayudo con las bolsas”. ¿El resto? todo el día acarretando con los niños para un lado y para otro, cogiéndolos en brazos, haciendo la compra, bañándolos, etc. y a mi alrededor ni mú oye… ¿será verdad eso de que al hacernos madres nos convertimos en superwomans? o por lo menos, a los ojos de los demás…

anunciar embarazo

8. El dar la noticia

Al menos en nuestro caso, hemos tardado mucho más que en los anteriores. Queríamos que Pirata y el Rizos fueran los primeros en saberlo y no queríamos decírselo muy pronto, así que hasta que no pasaron los tres primeros meses (y un poco más) de rigor, no contamos nada a nadie.

En resumen, que estoy intentando disfrutar al máximo este tercer embarazo pero la verdad es que está pasando volando y entre el cansancio y las hormonas me está costando un poco. Eso sí, todos estamos deseando que llegue la peque aunque también estoy un poco asustada (para que negarlo) por el cambio que va a suponer. Alguna que ya haya dado el paso a la trimaternidad puede darme algún consejo o ánimos, o algo jajajaja, será muy bien recibido.

Imágenes: Pixabay y propias.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

6 comments

  1. Eva says:

    Muchos ánimos y enhorabuena! Yo también pasé por lo mismo y me identifico totalmente
    Ni valientes ni mucho menos inconscientes, para mí afortunadas !!!
    El tercer embarazo fué el más disfrutado y el amor y las energías no sé cómo pero se multiplican

  2. Planeando ser padres says:

    Muchas felicidades. A mí me gustaría vivir un tercer embarazo también pero este hombre dice que nos vamos a plantar con 2. Seguro que el tercero se lleva de forma diferente ¡si hasta el segundo mío no ha tenido mucho que ver con el primero en cuanto a organización!

  3. Hazel says:

    Hola, me identifico 100% contigo. Es mi tercer embarazo y la gente me dice cosas como en qué estaba pensando o que si fue un accidente, totalmente diferente de mi primer embarazo. Siempre sentí que dos niños eran poco y que cuatro demasiados! tardé un par de años en convencer a mi esposo y ahora estamos en esta aventura y a veces me da miedo imaginarme el caos todo el día todos los días. Apenas voy por la semana 13 de embarazo pero me siento súper agotada. Me siento así desde que me despierto hasta que me duermo por las noches. Mi pancita parece de 5 meses y a veces me preocupa imaginarme la de 9 meses sobre todo porque permanezco en casa todo el día y me ecargo de mis peques y la cocina, la limpieza, la ropa y el resto de tareas interminables de la lista. Lo único que me tranquiliza es imaginarme a mi bebé en brazos sano o sana, aún tengo que esperar para saber si es bebo o beba, ya tengo dos niños de 5 y 2 años que son un terremoto por toda la casa. Saludos y gracias por el artículo, así sé que es normal por lo que estoy pasando.

    • roxana says:

      estoye en el mismo proceso del tercer embarazo con una niña de 14 y un bebe de 2 años. al principio tambien quede en shock por la noticia pero de apoco ya estoy mas tranquila por que tenia mucho miedo al principio de como haria para repartirme para poder hacer todo en el dia. incluso sigo pensando que me volvere loca jajaja. tambien tengo una panza grande apesar de tener 12 semanas y la gente tambien reacciona de manera diferente , no se por que se asustan ellos si es una la que cuidara los hijos, me sentia terrible muy agotada al principio nauseas dolores de cabeza palpitaciones falta de aire dolor de muelas gengivitis acne dolor muscular etc etc creo que tube todos los sintomas en este embarazo cosa que no paso en los dos anteriores. en fin estamos muy felices con la llegada del nuevo bebe. ahora a cuidarce y ya imagino cuando ellos esten grandes y nosotros viejitos se llenara la casa de hijos y nietos seremoa una gran familia y mientras mas somos mas amor habra para todos .. asique me emociona mucho …

Deja un comentario