6 ideas de desayunos saludables para nuestros hijos

Tengo un problema, un gran problema, y es que el Rizos sólo quiere alimentarse a base de dulce. Para desayunar puede comerse 3 o 4 magdalenas y para merendar sólo se come a gusto un bocadillo de nocilla. La hora de la comida y de la cena es un sufrimiento, da igual lo que haya que él ya entra en la cocina y empieza a decir que tiene sueño y que vaya asco…

Reconozco, que como lo único que hace bien es el desayuno le he dejado que comiera lo que quisiera y se suele poner de magdalenas o sobaos hasta arriba pero llevo tiempo pensando que tengo que tomar cartas en el asunto. Para mi lo más cómodo es no tener que pelear en el desayuno que es la única comida que hacemos tranquilos pero no puede ser que comience el día así y lo peor, que se llene y ya le sirva para el resto del día. Ayer leí un artículo en El País interesantísimo sobre el desayuno insano de los niños españoles y me dio el empujoncito que me hacía falta para empezar a cambiar hábitos por casa.

desayunos saludables

Creo que es importante que los dos hagan un desayuno sano que les llene de energías para afrontar el día. Por ello, me he puesto manos a la obra a buscar ideas de desayunos saludables y que supongan el menor trauma posible para que los coma mi Rizos.

Leer Más

El libro de las comidas

Que el Pirata (me he visto obligada a rebautizarlo ya que no está nada convencido con lo de Pitufo y él quiere ser un pirata) no es buen comedor ya os lo he comentado más veces. En realidad, si es buen comedor porque prueba de todo y le vuelven loco cosas que no suelen gustar a los demás niños como las verduras o la fruta, pero come poco.

Se sienta en la mesa muerto de hambre y después de comer cuatro tenedores de lo que sea ya empieza a dispersarse… Se levanta de la mesa, tira el vaso de agua (2 o 3 caen por semana fijo), se le “cae” el tenedor al suelo…vamos, hace cualquier cosa menos comer y su padre y yo estamos desesperados.

Si la comida es mala, el desayuno es peor…ahí si que jamás tiene hambre. Da igual lo que le ponga, si le encantan los sobaos y le pongo uno, ese día no lo quiere y prefiere tostada, o no le gusta la pajita verde y la quiere roja., el caso es cruzarse por algo.

Hemos probado muchas cosas y lo que mejor nos funciona con diferencia es el sistema de Gommets, ya os he hablado más veces de él como cuando le hicimos “El dinosaurio obediente”, así que en esta ocasión y comentándolo con su profesora, nos hemos animado a probar con “El libro de las comidas”.

Libro de las comidas

 

Leer Más

Tres webs de recetas infantiles que me encantan

Una de las cosas que más nos preocupan como madres o padres es alimentar bien a nuestros hijos. Desde que nacen, estamos impacientes por la próxima visita al pediatra para ver cuantos gramos ha crecido o ha dejado de crecer. Ya te hable de lo que supuso para mí el momento en el que Pitufo dejo de tomar biberones y empezó con los purés en el post “mi truco para los purés“. Sin embargo, esto no fue nada en comparación con el momento en el que empezó a comer como uno más.

perritos_barquitos
Imagen de Recetín

Leer Más

Mi pequeño truco para los purés

Según mi experiencia, una no se da cuenta de que es madre en el momento de dar a luz, ni cuando te ponen a tu hij@ en brazos por primera vez, es algo progresivo…en cada fase te vas dando más cuanta. Al nacer, cuando llegas a casa, cuando empieza con los cereales… Pero quizá, una de las más radicales para mi fue el momento del paso a la cuchara.

A darle el pecho, cambiarle los pañales, jugar con él, se le suma algo importantísimo, alimentar a tu bebé para que crezca sano y fuerte. Es decir, pensar todos los días en que darle de comer y tenerlo preparado para su hora de la comida, y hombre, tirar del socorrido potito está bien, pero para días excepcionales.

Tanda de purés
Tanda de purés

En mi caso, fue un momento muy duro, me costó mucho organizarme para aprender a sacar tiempo y tenerlo todo listo. Por eso, quiero contaros la pequeña solución que encontré y que me ha venido muy bien: conservar los purés al vacío. Me paso unas horas en la cocina y hago purés para casi dos semanas.

Lo que suelo hacer es, en una mañana hacer un puré de carne (alterno pollo, ternera, pavo…) y otro de verduras. Al de verduras, le suelo echar pescado o huevo, por eso lo hago sólo de verduras. Tanto el pescado como el huevo se cuecen muy rápido y luego sólo es batirlos.

Normalmente hago cantidad para que me salgan 4 o 5 potitos de cada uno y a los 2 o 3 días, hago otra tanda de otro tipo de carne, así tengo más variedad para ir alternando.

Mi “truquito” para hacer el vacío

Pero ¿cómo los conservo? Pues este es el pequeño truquito que aprendí hace años de una gran amiga y desde entonces, no puedo vivir sin él. En cuanto termino de hacerlos, cuando están todavía calientes, los echo en un bote de cristal y cierro fuertemente la tapa. Hay que dejar un poquito de espacio vacío, no llenar el bote hasta arriba.

En cuanto al bote puedes utilizar alguno que tengas usado siempre y cuando no lo hayas forzado a la hora de abrirlo ya que si no, no hará bien el vacío. O puedes encontrar botes nuevos para conservasHacer el vacío muy bien de precio y tendrás más probabilidades de que haga bien el vacío.

Una vez cerrado, los pongo boca abajo y los dejo enfriar sobre la encimera. Cuando ya están fríos, los coloco de nuevo boca arriba y ya se pueden guardar y etiquetar (imprescindible para controlar los días que lleva hecho).

tarros

En teoría, de esta manera se hace vacío y no sería necesario guardarlos en la nevera, pero yo los guardo ahí y os lo recomiendo, de hecho, si voy a tardar más de 15 días en dárselo, incluso lo meto en el congelador. Me quedo más tranquila.

En caso de que por cualquier motivo el puré se enfríe antes de meterlo en los botes, puedes llenar el bote, calendarlo en microondas y hacer la misma operación.

Otra manera de hacer el vacío es al baño maría, pero esto es mucho más rápido y a mi siempre me ha dado resultado.

Es importante que siempre probéis el puré antes de dárselo al niño, puede que la tapa no estuviera bien cerrada, estuviera forzada o, por cualquier motivo no se haya hecho bien el vacío y el potito esté malo.

¿Has probado este método?, ¿tienes otro que también funciona muy bien? Cuéntanoslo en comentarios, nos encantará descubrirlo.